Folklóricos

Personajes Anteriores

Personajes Anteriores
Chichí

Saelo

Noe

Verdura

Tindánga

Raul

Arcadia

Berman

Kirico

Guarapo

miércoles, 14 de noviembre de 2007

Octavio Meléndez


Octavio Meléndez

Fue su madre Doña Martina Meléndez (fallecida).
Octavio es conocido por todos los padrecasenses, pequeños y grandes, ya que se le ve con mucha frecuencia sentado en un banco del parque, generalmente sosteniendo un monólogo dirigido no se sabe a quién. Y cualquiera que lo ve en las condiciones actuales no se imagina que ha sido un hombre con una trayectoria de trabajo ejemplar. Se ha convertido en un personaje folklórico por lo anteriormente expuesto.

Estudios: Llegó hasta el octavo grado y según sus propias palabras “Summa cum laude”.
Fue su esposa la señora Eulalia Méndez Ramírez (Lalita) con la cual procreó tres hijos los cuales son: Octavio Corazón de Jesús, Griselda Yanet Altagracia y Francisco Alberto Meléndez Méndez.

Su primer trabajo fue como conserje de la sindicatura en el 1957 ó 1958 siendo síndico Don Felix Marranzini Aristy y Presidente de la Republica el Generalísimo Rafael Leonidas Trujillo Molina. Su sueldo era de aproximadamente RD$20.00.

Para 1959-1960 pasó a ser Conserje Postal de Telecomunicaciones, devengando un salario de R.D. $30.00. Luego asciende a ser encargado de Rentas Internas para 1962-1966 recibiendo una notable mejora en su sueldo R.D. $45.00.
Fue maestro interino en la Escuela Felix Mota en muchas ocasiones.

Llego a desempeñar la función de atrilero (cargador de instrumentos) de la Banda Municipal de Música, cuando eso era Don Luís Pérez maestro de la Banda de Música de Padre Las Casas, y tenía (el maestro Luis) un conjunto musical con el cual amenizaban fiestas en el Escambray, el mejor sitio de baile de la época. Recuerda Octavio que se daban conciertos todos los domingos en el parque y cada primer jueves del mes se daba un concierto en el Higo.

Desde 1967 hasta 1977se desempeñó como Operador de Máquina, siendo ésta su última asignación ya que a partir de ahí no ha vuelto a trabajar más.

Octavio tiene una mente bien clara, lúcida y precisa cuando se trata de hechos de su juventud y de su vida productiva. Da gusto conversar con él de esos tiempos pasados y tan presentes en sus recuerdos. Si usted amigo lector tiene alguna curiosidad sobre esa época (salarios, música, maestros de música, síndicos etc.) pregúntele a Octavio, él le contestará. Por algo es nuestro Personaje Folklórico.

No hay comentarios.:

Publicar un comentario